Sociedad

Recibe zona residencial se Santa Fe recursos para la reconstrucción indebidamente

El conjunto residencial Vista del Campo, asentado sobre un talud de Santa Fe, recibió apoyo del Gobierno capitalino para mitigar el riesgo de deslave, sin embargo, las secretarías de Obras y de Protección Civil difieren sobre las causas del debilitamiento del terreno.

A través del Fondo de Atención a los Desastres Naturales de la CDMX (Fonaden) se liberaron 17 millones de pesos para intervenir el talud y mientras que Obras asegura el agrietamiento fue causado por los sismos del 7 y 19 de septiembre pasado, Protección Civil afirma que se debió a factores hidrometeorológicos.

De acuerdo con la Base de Datos del Registro Único Estadístico de Situaciones de Emergencia de la Dirección General de Emergencias Mayores, de la Secretaría de Protección Civil, al cual se tuvo acceso a través de una solicitud de transparencia, el 30 de septiembre pasado a las 7:35 horas, se registró un deslizamiento de suelo causado por una lluvia torrencial.

“En el lugar se suscitó un deslizamiento de material de un talud de aproximadamente 50 metros de altura afectando una barda limítrofe del lado norte de un inmueble de planta baja y 10 niveles (torre 3).

“Al lugar arribó personal de la UPCD (Unidad de Protección Civil Delegacional) al mando del director C. Federico Rosales quien como medida preventiva realizó la evacuación de los habitantes de 10 departamentos sin que se reportaran lesionados”, se lee en la respuesta entregada a través del sistema Infomex.

Como primera medida de mitigación se colocó una lona sobre el talud con la finalidad de que no se siguiera deslavando.

En el documento, también se precisa que la totalidad de los trabajos de mitigación los realizaría personal de la UPCD con apoyo de la empresa Mexpresa la cual estaba subcontratada por la Secretaría de Obras.

Edgar Tungüí, ex titular de Obras y actual Comisionado para la Reconstrucción, defendió la intervención hecha al talud con recursos del Fonaden e insistió que la grieta que ponía en riesgo el fraccionamiento fue resultado de los movimientos telúricos.

“Derivado del sismo tanto del 7 como del 19 de septiembre un pedazo de talud, que efectivamente ya se venía reparando con anterioridad, se desprendió poniendo en riesgo la estabilidad de uno de los edificios.

“Cerca de 97 familias viven en esos edificios y en su momento se vio la necesidad de mitigar el riesgo que esto representaba, la falta o la caída de este talud”, refirió Tungüí.

Por ello, se le solicitó a la Secretaría de Finanzas recursos para poder atender la situación y así fue como a finales de octubre o principios de noviembre se asignaron los 17 millones de pesos.

“Fue muy sonado este desgajamiento que se dio el 30 de septiembre. Derivado del sismo se creó una fractura adicional que vino a terminar de desgajarse hacia finales del mes”, insistió.

Incluso, refirió que el estudio que se tenía para intervenir el talud que el 27 de octubre 2015 registró otro desgajamiento de aproximadamente 6 mil metros cúbicos, fue complementado con apoyo del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

“El estudio anterior se utilizó como base para poder complementar, de hecho, se tuvo que cambiar parte del sistema constructivo e incluso el tamaño de las anclas dado que este último desgajamiento que se dio derivado de los sismos acercó mucho el talud a la cimentación del edificio”, explicó.

Add Comment

Click here to post a comment

Video

Abrir chat