Gobierno

Imperioso suspender obras del Tren Interurbano por inseguridad; suman tres accidentes por negligencia

Ciudad de México. En un acto de cordura las autoridades Federales, de la Ciudad de México y de la Delegación Cuajimalpa deben suspender las obras de construcción de las vías del Tren Interurbano México-Toluca luego de registrarse tres accidentes en menos de 70 días, aseguró la diputada Ana Juana Ángeles Valencia.

En este sentido dijo que la naturaleza se defiende por tantas agresiones a los bosques de San Lorenzo Acopilco y zonas aledañas y expresó que se debe escuchar la voz de los nativos de Cuajimalpa toda vez que temen surja un percance mayor debido a que las obras se realizan sin estudios de impacto ambiental y en total opacidad.

Consideró arriesgado que las autoridades capitalinas y del gobierno Federal oculten información valiosa derivada del Proyecto Ejecutivo del que se niegan a mostrar porque en él deben especificarse que las obras atentan contra una Área Natural Protegida y consideró que de ser así, los responsables deben ser castigados con el rigor de la ley.

Expresó que es una obligación de las autoridades responsables mostrar a la ciudadanía un conjunto de estudios generados por un equipo multidisciplinario que incluye estudios preliminares de topografía, mecánica de suelos, geofísicos, geológicos, impactos ambiental, urbanos y de movilidad, entre otros.

Aseguró que también hace falta que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) presente un Proyecto Arquitectónico y Estructural, así como su respectiva ingeniería de instalaciones.

Dichos estudios, agregó, se deben ver reflejados en planos, memorias de cálculo y memorias descriptivas que ayuden a crear especificaciones y recomendaciones para el desarrollo y correcta ejecución de esta polémica obra.

La asambleísta señaló que la obra tendrá repercusiones negativas en la zona del Desierto de los Leones, también denominada Parque Nacional, que abarca a la delegación Cuajimalpa, con una extensión de suelo boscoso de más de mil 529 hectáreas.

Expuso, afectará el Cerro de Cruz Blanca, ubicado en San Lorenzo Acopilco, sitio donde brotan manantiales que alimentan de agua a ese y otros poblados de la Ciudad de México, además de albergar árboles centenarios que ayudan a la recarga de los acuíferos, captura de Co2 y partículas suspendidas.

El túnel de cinco kilómetros de longitud por seis metros de diámetro, donde se proyecta utilizar explosivos en las obras de inducción, impactará al macizo del Cerro de las Cruces, una de las 17 Áreas Naturales Protegidas de la Ciudad de México que no han sido modificadas por el hombre y conservan su esencia original.

Recalcó que las áreas de ese tipo están sujetas a regímenes especiales de protección, conservación, restauración y desarrollo, porque, además, generan servicios ambientales como la recarga de mantos acuíferos, captura de Co2 y partículas suspendidas, así como oportunidades de recreación para visitantes.

Evidenció los tres accidentes que se registran en casi 70 días, el primero, el 4 de mayo; el segundo el 2 de junio y el  tercero, el jueves pasado al registrarse un deslave en el kilómetro 24+300 de la carretera Federal México-Toluca.

Add Comment

Click here to post a comment

Video

Abrir chat