Cultura

Desaparece el Salvator Mundi, de Leonardo Davinci; el cuadro más caro de la historia

En diciembre del 2017, el cuadro Salvator Mundi de Leonardo da Vinci se convirtió en el más costoso del mundo. Esto luego de que un príncipe de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, lo adquirió por USD 450 millones. Estaba previsto que el cuadro se exponga en el Louvre de Abu Dabi, pero desde hace seis meses no hay rastros de la pintura, reveló este 30 de marzo del 2019 el diario estadounidense The New York Times.

El Salvator Mundi es un cuadro que representa a Jesucristo pintado por Da Vinci entre 1490 y 1500 según registros históricos, pero el misterio siempre ha envuelto este lienzo. Se armó un debate para determinar si el cuadro realmente pertenecía al maestro autor de otras conocidas obras como La Gioconda, La última cena, Hombre de Vitruvio, y más.  Los cuadros le han sido atribuidos a Da Vinci y siempre quedan las dudas, pues ninguna de las pinturas lleva firma.  Ahora, el misterio se enfoca en el Salvator Mundi y en qué parte del mundo se encuentra el cuadro. Según el Times, tras la compra en diciembre del 2017 estaba prevista una exposición para su presentación al público en septiembre del 2018 que fue cancelada “sin explicaciones”. Actualmente, denuncia el medio, el Ministerio de Cultura de Abu Dabi no quiere responder preguntas sobre la obra y los trabajadores del Louvre de Abu Dabi han dicho que no saben dónde se encuentra.

Según el Times, el Louvre de París tampoco ha podido localizar la pintura. Así lo confirmó un oficial familiarizado con el tema que se negó a dar su nombre “por la confidencialidad de las conversaciones”. Por otro lado, dice el medio, miembros del “gobierno francés, dueño del Louvre de París se muestran vehementes de incluir el Salvator Mundi en una exposición que se inaugurará este otoño para marcar el aniversario número 500 de la muerte de Leonardo y dicen que aún mantienen la esperanza de que la pintura reaparezca a tiempo”.

Expertos en la obra de Davinci, asegura el Times, están “alarmados por la incertidumbre sobre el paradero y el futuro de la pintura, especialmente después del anuncio de Abu Dabi de que la pintura se exhibiría al público”. Pero no todo está perdido, pues nunca se estableció si el príncipe saudí de 33 años que compró el cuadro en el 2017 donaría la obra al museo o la prestaría, por lo que él podría seguir en posesión del cuadro.

Add Comment

Click here to post a comment

Video

Abrir chat