Sociedad

Colonos de Lomas de Chapultepec denuncian mafia inmobiliaria

Vecinos de Lomas de Chapultepec, denuncian que una constructora tiene casi 400 obras ilegales, presuntamente coludida con autoridades.

Sostienen que el modo de operar es sistemático: presentan ante las autoridades  un uso de suelo para construcción de una “casita” pero construyen un edificio de varios pisos hacia arriba, y hacia abajo.

De acuerdo con la Asociación Provecinos Lomas de Chapultepec “estamos denunciado las obras ilegales de ASJUFI, en especial ahorita en la Cerrada de Sierra Vertientes 52 hay una obra que ha sido ilegal de principio a fin. El predio en cuestión es habitacional unifamiliar exclusivamente, esto significa que sólo es para una familia”.

Por su parte, Anuar Aizar, secretario del Comité Vecinal de Las Lomas de Chapultepec reiteró que la empresa responsable es “ASJUFI y atrás están los  hermanos Mondragón Olivares, Luis y Héctor. Presentan una obra como habitacional unifamiliar y de ahí los señores se van 12 o 14 metros para abajo, hacen  3 o 4 pisos de estacionamiento y se suben 6 o 7 pisos.

Los vecinos presentaron  el certificado de zonificación de uso de suelo de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) en el que, el predio de vertientes 52, cuenta con uso de suelo permitido para una familia y máximo tres niveles de construcción.

Pero  los planos y la página de la constructora, señalan que  en Vertientes 52  se levanta un edificio de 8 departamentos en venta.

Aunque la delegación Miguel Hidalgo y el Instituto de Verificación Administrativa clausuran la obra, señalan que, “de nada sirve” porque la  empresa está coludida con “las más altas esferas del poder”.

Anuar Aizar agregó: “Son amigos de todos los magistrados del contencioso administrativo, tenemos los nombres.

El magistrado Arturo González Jiménez, presidente de la tercera sala ordinaria tiene un perfil que incluye arrestos reincidentes en “El Torito”,  por lo que fue cesado en 2014 como director de evaluación de la Contraloría capitalina.

Meses después de abandonar “El Torito”, lo “reacomodaron”  como magistrado del tribunal desde donde hoy opera y le asignaron un chofer para evitar futuros arrestos por manejar ebrio.

Legisladores locales lo acusan de  presunta corrupción y en  2016,  el delegado de Xochimilco pidió que lo investigaran por revocar los sellos  que suspendían la construcción de una tienda departamental en  una zona declarada por la Unesco, patrimonio cultural de la humanidad.

La construcción de Vertientes 52 tiene impactos ambientales, en servicios, tránsito en la zona y pone en riesgo las casas colindantes,  como la del arquitecto Maza, cuya barda podría colapsar, llevarse la  terraza y hasta el jardín que está  prácticamente “volando” porque le quitaron el soporte de la casa de junto…

El arquitecto Héctor Alonso Maza señaló que su propiedad ha sido afectada. A la constructora no le basta con violar usos de suelo, planes parciales de desarrollo y “maicear autoridades”, además viola propiedad privada al meter debajo de sus casas unos soportes para reforzar su construcción ilegal.

Colocaron unas “anclas” de 15 metros adentro que controlan temporalmente el que se pudiera deslavar o ir el terreno por su peso y lo hicieron sin permiso de nadie.

Esto viola la Constitución, que desde 1917 incorporó en el artículo 27  el derecho a la propiedad privada.

La forma de operar de la empresa es tan “leonina”, que al contratar personal les hacen firmar por anticipado la renuncia “voluntaria” en la que ceden todos los derechos con los que la ley protege a los trabajadores.

La empresa se comprometió  a mitigar los daños causados a las casas pero los vecinos aseguran que sólo simulan y lo que hacen “es acelerar  la construcción del cubo de los elevadores.

Add Comment

Click here to post a comment

Video

Abrir chat