Moda Principal

Cierra INTERMODA 73 presentando cinco pasarelas más bajo modelo híbrido

Guadalajara, Jal. Para cerrar las pasarelas de INTERMODA en su edición 73, y al igual que el concepto general del evento, se presentaron en el recinto de Expo Guadalajara cinco colecciones de marcas mexicanas para las próximas temporadas bajo un modelo híbrido.

Chou Room, espacio que tradicionalmente integra a lo más relevante del street wear, moda pop y juvenil, presentó a la marca Antifashion con 11 prendas adaptadas a la nueva normalidad en su propuesta otoño–invierno con prendas skateboard entre calaveras, estampados de video juegos de los años 90 y el uso de accesorios como gorras, mochilas y chamarras.

“En esta edición 73 los clientes se han mostrado bastante interesados por la marca tanto que el 40% de sus ventas han sido concretadas en INTERMODA”, aseguraron sus creadores.

De Igual manera la marca American Level, coordinada por Eduardo Caballero y que maneja un concepto de licencias para toda la familia, mostró prendas 100 % algodón con un 90%b de telas nacionales en tonos blanco, beige, rojo, azul y amarillo entre otros

Con INTERMODA la marca logró apertura comercial hacia un mercado mucho mayor de clientes.

Una de las mayores sorpresas en la edición 73 de INTERMODA llegó con Suilma Sanchez Tuunik, indígena mixe originaria de San Miguel Quetzaltepec Oaxaca, quien se presentó por primera vez en el piso de exhibición de INTERMODA y en el Fashion Space, en donde pudo presentar 11 prendas inspiradas en la mixteca, con materiales que se han utilizado desde tiempos prehispánicos.

Los looks fueron elaborados con seda silvestre, hilado a mano con malacate, además del uso de algodones, piel, textiles artesanales de las distintas regiones de su estado como  amuzgo, triqui y de la zona caliente de Pinotepa  y un intenso uso de coloridos tonos sacados de la grana cochinilla o el caracol púrpura.

Como parte de los diseñadores del Designar Córner, la marca Thöge, de Iván Moya, se presentó por primera vez en INTERMODA con la colección ¨Curado de Espanto¨, basada en la sensación de que la muerte no les espanta al mexicano, acostumbraos a vivir “infiernos y paraísos”.

“En esta colección trabajo en el denim y la alta costura, con tonalidades naranjas, chicle, amarillos para contrastar el azul de la mezclilla con degradados hechos a mano, generalmente lavamos la mezclilla, hacemos procesos de avejentado a mano”.

El diseñador mexiquense considera ser de los afortunados en esta pasarela hibrida, con un avance importante de la marca Thöge cómoda al utilizar felpa y licras y cuya colección permite apoyar causas ya que un porcentaje de cada prenda se dirige a instituciones sociales.

Más tarde fue el turno de Merkabá, la cual por segunda ocasión llega a INTERMODA en sus tres años de vida pero con un respaldo corporativo que data de 60 años en el mundo de los abrigos y chamarras de lana.

La colección ¨Winter blue¨, presentó prendas en colores clásicos: buganvilia, morado, esmeralda, para portar en esta época de invierno.

Presentaron también ¨Sisa¨, que significa resiliencia ante momentos difíciles, la cual se hizo con los mejores materiales de lana que se producen en México, provenientes de Novelan, una de las empresas más antiguas de Latinoamérica en producción de Lana.

Del ultimo en aparecer ese día fue Jacobo Sin A, marca que tiene como premisa el orgullo por México, con apenas tres años en el mercado y con dos colecciones anuales que han llamado poderosamente la atención.

En INTERMODA presentó algo de lo que estará en su línea “Resort”, la cual ya tiene a la venta en selectas boutiques de las principales ciudades del país como Guadalajara, CDMX, Querétaro, Mérida y sitios turísticos como Vallarta, San Miguel de Allende y Cancún.

Su colección Malandra tuvo como inspiración la pasión con la que las “Cholas” defienden su estilo de vestir y vivir “único, puro y mexicano”, “con Malandra buscamos honrar en la moda a estas mujeres”.

La colección está confeccionada en cuatro grandes textiles: Brocado (Poliéster), Cantú (Seda), Satín (Poliéster) y Lockout (Poliéster), en una gama cromática que consta de azul grisáceo, negro, violeta y gris, con piezas como, tops, faldas, pantalones “pata elefante”, blusas, abrigos y ensambles, colaborando en calzado con “Dakkota” e incluso con su primera línea de joyería que acompañó a la colección.

Las prendas mostraron la imagen de la Virgen de Guadalupe, involucrando la música y sonidos mexicanos que situó a la gente en un ambiente lleno de color y formas de expresión, abarcando nuevos mercados entre ellos al público joven manteniendo sus clientas de años.

El viernes por la mañana la última pasarela hibrida de INTERMODA fue la de Edgar Lozzano, originario de Guadalajara, quien presentó su colección llamada Monumental, la cual surgió de resaltar el cuerpo femenino al mostrar la curva y la silueta de la mujer, más en este proceso de tantos cambios “en donde nos estarnos adaptando a esta nueva forma de vivir, la mujer es un monumento, es perfecta, es ideal, es fantástica en todos sus tamaños”.

Lozzano se basó en textiles como doble chifón, tafeta de seda, textiles vaporosos, algunos pintados a mano mezclando el arte con destellos en pedrería, con prendas que pueden ser vendibles en tonos beige, negro, blanco, rojo, rosa.

Add Comment

Click here to post a comment

Video

Abrir chat