Uncategorized

Cámara de Diputados editó ejemplar de bolsillo de la Constitución, por Centenario de su Promulgación

Ciudad de México. En el contexto del Centenario de la Promulgación de la Constitución Política de 1917 y como parte del Programa Editorial “La Constitución nos Une”, la Cámara de Diputados, a través del Centro de Estudios de Derecho e Investigaciones Parlamentarias (CEDIP), editó un ejemplar de bolsillo de la Carta Magna.

En la ceremonia de presentación, realizada en el Salón “Legisladores de la República”, el diputado César Camacho, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), aseveró que la Constitución vigente no sólo tiene la fuerza normativa de los preceptos, sino contiene las aspiraciones que consagran sueños y la búsqueda de ideales, para formular compromisos, cuya soberanía está depositada en la ciudadanía.

La mejor forma de festejar la Carta Magna es hacerlo en un clima de libertad y capacidad para escuchar a todos. Es encontrar y construir espacios neutrales a partir de lo que nos une, ser capaces de consignar no sólo preocupaciones y aspiraciones, sino convertirla en faro y estrella polar para que los ciudadanos vayan con certeza al puerto de destino, apuntó.

Los cientos de reformas sucesivas al texto constitucional le permiten estar vigente y vivo, por eso es útil y eficaz. Sería absurdo que la sociedad avance a pasos agigantados y el Código Fundamental se mantenga estático. Sigue siendo el crisol de valores comunes y compartidos, estableciendo principios de convivencia ciudadana vinculados a la nación.

En esta perspectiva, destacó: que la ciudadanía mediante la Constitución Política exige mayor escrúpulo, rendición de cuentas, transparencia y expansión de los derechos de las personas. Por ello, el concepto de la Revolución se ha transformado en evolución de las constituciones y de las normas que le dan vida, para reivindicar al pueblo y a la nación que expresa sus aspiraciones por la vía legal.

César Camacho informó que en las próximas semanas y meses se editarán 23 publicaciones, todas relacionadas con la conmemoración del Centenario de la Constitución, una de las cuales es la Carta Magna de bolsillo, de la cual se harán ediciones reprográficas, nuevas, reimpresiones y coediciones con el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM), “no para quedarse en la especulación científica social, sino encontrar en los textos inspiración y motivación para formular compromisos”.

El presidente de la Jucopo expresó su beneplácito porque la Cámara de Diputados se afane por hacer una conmemoración del Centenario constitucional digna a la altura de las circunstancias, y convocó a hacerlo en comunidad, en la calle junto con el Congreso de la Unión y las legislaturas estatales, a fin de “mantener viva la Constitución, de bolsillo, del tamaño de un puño, es decir del tamaño del corazón. En este ejemplar late el corazón de México”, aseguró.

El director general del CEDIP, Sadot Sánchez Carreño, dijo que en la construcción de un andamiaje normativo, se ha colocado en la cúspide a la Constitución, convirtiéndose en el lugar único y seguro que cobija y protege nuestros anhelos y afanes a los que se incorporan principios como los derechos humanos, separación de poderes, limitación al poder gubernamental y gobierno representativo, entre otros.

Esta edición de bolsillo tiene dos características fundamentales: primera, es la más actualizada, contiene la reforma aprobada y publicada el 29 de enero de 2016; segunda, relaciona 227 decretos modificatorios en los que se incorporan 697 artículos de reformas a la misma.

“Tenemos la costumbre de traer en el bolsillo lo que más necesitamos, y hoy queremos que el ciudadano se apropie de su Constitución para que haciéndola suya la conozca, la cumpla, pero, sobre todo, la haga respetar”, afirmó.

Sánchez Carreño precisó que la Constitución nos une porque organiza y armoniza nuestra vida social y representa nuestro modo de ser colectivo, pero además constituye la visión programática de lo que queremos ser; por ello, “esta Legislatura motivada en esa razón, ha publicado esta edición de bolsillo que representa la síntesis de un pensamiento que es la historia de nuestro país”.

El presidente del Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional, Diego Valadés, consideró que la Carta Magna es un texto normativo que une a los mexicanos, aunque, paradójicamente, puede ser un instrumento que divida, ya que ahí convergen las aspiraciones y exigencias de una sociedad que, en 1917, tenía reclamos muy importantes.

Hoy las demandas de la sociedad van en otra dirección; una vez que han sido satisfechos los anhelos originarios, surgen nuevas expectativas, propias de una sociedad siempre creativa, matizó.

Al acercarse el Centenario de la Constitución, comentó, es previsible una discusión sobre una nueva norma para el país. “Hay tres opciones: no hacer nada, plantear un quiebre con tajo histórico y proponer una discusión para una nueva, o la readecuación técnica del actual texto, para que adquiera otro carácter en su presentación”.

“Hago votos por que se analicen las ventajas de reordenar y consolidar el texto vigente de la Constitución, si con ello se dará vigencia a esa gran obra de la voluntad e inteligencia mexicana, por otros cien años”, expresó.

Manuel González Oropeza, magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), señaló que “durante muchos años” la Constitución Política, promulgada en 1917, se consideraba sólo como un mero documento político; sin embargo, “cada vez nos damos más cuenta de que es un código con un valor jurídico importantísimo”.

Indicó que este documento debe ser consultado no únicamente por legisladores, jueces, especialistas y estudiantes, sino por todos los ciudadanos, y destacó que la Ley Suprema sigue siendo la decana de las Constituciones y es la más antigua entre las de América Latina, además de que se usa como un instrumento de trabajo y ya no es sólo algo simbólico y sacralizado.

“Esta Edición de bolsillo con 697 artículos en 614 páginas es una obra que tipográficamente es meritoria y todos la aplaudimos. Los decretos de reforma se encuentran íntegramente reproducidos, incluyendo los transitorios”, apuntó.

Aclaró que este código legal no deja de ser objeto de crítica con 227 decretos de reforma que la hicieran parecer un documento amorfo; además, en su aplicación llegan a existir inexactitudes y lagunas, pero, resaltó, queda a los operadores jurídicos el resolverlas y hacer su interpretación de forma funcional.

Posteriormente, el diputado César Camacho entregó reconocimientos a los doctores Diego Valadés y Manuel González Oropeza, por su participación en el evento.

En el presídium estuvieron los legisladores del PRI, Adriana del Pilar Ortiz Lanz, presidenta del Consejo Editorial de la Cámara de Diputados y, Juan Cavazos Balderas, presidente del Comité del CEDIP; también Patricia Galeana, directora general del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM) y secretaria técnica del Comité para la Conmemoración del Centenario de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, además de diputadas y diputados de la LXIII Legislatura.

Add Comment

Click here to post a comment

Video

Abrir chat